UA-79666023-1 Belmonte Arte: belmonte arte


Belmonte Arte | Difunde, promueve y apoya la obra de personalidades consagradas, conocidas o futuras promesas relacionadas con el mundo artístico-cultural tanto a nivel nacional como internacional |

Melanie Belmonte| Directora Fundadora de Belmonte Arte | Productora Asociada Cine | Jurado Oficial de la Asociación Premios de Cine y Televisión Blogos de Oro | Jurado Oficial del Festival de Cine Iberoamericano de Cortometrajes Shorts In-Fest | Jurado Oficial del Festival de Cine de Autor Films Infest |

Colaboradores | B. A. ©

Carmen Blanco Sanjurjo Directora Actriz Guionista | Sebastian Bispo Pintor | Samuel Camacho Gestión Estrategias Pymes | Iván Robledo Escritor.

SEGUIR PUBLICACIONES | BELMONTE ARTE ©

Mostrando entradas con la etiqueta belmonte arte. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta belmonte arte. Mostrar todas las entradas

sábado, 20 de enero de 2018

El peor de los pecados

MUTATIS MUTANDIS
Carmen Blanco Sanjurjo
Colaboradora Belmonte Arte ©






Jorge Luis Borges, en su poema 'El remordimiento', ya lo decía:  "no hay peor pecado que no ser feliz, y pedía como castigo ante tan terrible falta, ser arrastrado y perdido sin piedad por los glaciares del olvido". Su petición, que siempre me ha parecido una frase digna de Scarlet O´Hara, evidentemente, ha caído en saco roto. Los glaciares del olvido ni le han rozado, de hecho la lectura de este poema, ha inspirado que mi único propósito para este año, y para todos los que me restan de vida, sea intentar no cometer ese pecado.

Este año pasado se han muerto personas importantes en mi vida. Personas llenas de vida, y sus muertes han sido mazazos, que a duras penas consigo asimilar. Pero a través del dolor y del proceso de duelo, se está abriendo paso una nueva conciencia de la muerte que me permite celebrar la vida mucho más intensamente. No olvidar lo efímeras que pueden ser nuestras vidas y las de los seres que amamos nos permite dejar de lado mucha tontería.

En esta cultura nuestra, cada día más global y occidentalizada, apenas se habla de la muerte, vivimos de espaldas a la mortalidad, como si fuera algo que solo les pasara a otros, como si no nos fuera a pasar a nosotros, y creo que ahí precisamente radica parte de nuestra incapacidad para ser felices.
Cuando un general romano desfilaba en triunfo por las calles de Roma, tras él iba un siervo que se encargaba de recordarle las limitaciones de la naturaleza humana: “Memento mori” recuerda que eres mortal.

También nos recuerda nuestra naturaleza mortal una exposición magnifica, que desde el día 20 de diciembre del 2017 y durante seis meses se podrá visitar en el Museu Valencià d´Etnologia (Diputación de Valencia), 'Imágenes de muerte'. Representaciones fotográficas de la muerte ritualizada, es una exposición que aborda la tradición del retrato de difuntos como un instrumento de memoria y recuerdo familiar, a través de más de 80 instantáneas originales datadas entre mediados del siglo XIX y los años 70 del siglo XX.

María Blanco Freire
María Blanco Freire




En la época en que nace la fotografía, la sociedad mantenía una relación intima con la muerte. No se escondía. Los velatorios se hacían en las casas. La fotografía no era tan abundante ni estaba tan al alcance de cualquiera, y retratar a los difuntos era una práctica que buscaba conservar la última, y en ocasiones única, imagen de un ser querido. 
De mi tatarabuela Rosa, la única imagen que se conserva es de anciana, y ya difunta. 


La exposición señala la evolución tipológica y cronológica de esta práctica a través de piezas del territorio valenciano, de la costa mediterránea, junto con algunos ejemplos europeos y americanos que permiten dar, por un lado, "una visión de las particularidades de este tipo de retratos en el territorio"; pero también "las similitudes del género retratístico sea cual sea su lugar de procedencia". También, se pretende demostrar la manera en que esa práctica se inserta en el rito funerario y adapta al paso del tiempo hasta continuar vigente en nuestros días. 

Celebremos la vida, teniendo presente la muerte. "Memento mori", y a vivir que son dos días!

Fuente: http://www.museuvalenciaetnologia.es/es/imagenesdemuerte 

domingo, 14 de enero de 2018

Ocaso | Adaptation I

LA OPINIóN |NDISCRETA 
Melanie Belmonte

Melanie Belmonte | LA OPINIóN |NDISCRETA

Tras una oscuridad opresiva, escalofriante e inquietante se esconde el último aliento de un óbito inminente.
Tras una intrínseca incipiente desolación, irrumpe, subyuga, y con enjundia -usurpando corazón, alma y mente-, evanescente llama en extinción. Desencadenada desazón. Sufrimiento y desgracia evocan crónicas hirientes, soeces, baladíes, con el fin único de vapulear a un ser herido, irascible y maltrecho. Y ante encubierta y desnutrida esencia, asoma recóndito arrepentimiento.
No alimentemos crispaciones; no. No demos vida a la iniquidad; no. No demos pábulo a la ignominia; no.
Rechacemos la vileza que se esconde tras mezquinas y tortuosas acciones imprudentes, inconscientes, pero hirientes. ¡Basta ya!. No fomentemos esperpentos adalides del abatimiento ajeno.
No hay peor zafio que aquel que va despreciando desde sus altares; altares de humo donde el abismo le espera hasta el olvido. No hay peor abyecto que aquel que va aleccionando, adoctrinando e ilustrando. Y con enjundia. Y con astucia; mientras esbirros y secuaces beben del fatuo soma de su paladín, codiciando el cáliz de la aquiescencia de su salvador. Salvador de egos infravalorados, mediocres, anómalos; menester sin ne qua non del maestro de la deyección más absoluta. Autocracia encubierta. Tiranía del magnánimo pernicioso. No hay peor designio que el del cicerone de masas pusilámines, medrosas y achantadas. Pues el día que brote su bizarro émulo, albas de gloria periclitarán y el ocaso, llegará; sin mesura, sin prudencia, y con licencia.

Mortem | Adaptation I

LA OPINIóN |NDISCRETA 
Melanie Belmonte

Melanie Belmonte | LA OPINIóN |NDISCRETA

Hasta ese momento no había sido plenamente consciente de su marcha. Sufrí mucho, antes y durante, pero no después; no, después, no. Me había preparado psicológicamente para ese momento. Y sin alharacas lo afronté. Mis ojos no conocieron la mar salada de su último ocaso; y mis labios no pronunciaron el abur definitivo. Me mantuve firme, serena, y entera. No hice acto de presencia en su entierro; tampoco en su funeral. Y mi vida continuó aparentemente sin cambios.
Así de simple, así de natural.
Pero el tormento llegó sin avisar; y una oscura y fría noche de invierno, dolor, desasosiego y zozobra se apoderaron de mi ser. Necesitaba su abrazo, su consejo, su guía. Estaba perdida y la llamé; fuertemente, intensamente, con la mente, con el corazón, con todo mi ser. Abrí mis ojos; y ahí, a dos pasos de mí, la vi. Tan bella, tan joven, tan... No la recordaba igual desde mi niñez. Mujer de carácter, de costumbres, segura de sí misma, lucía su característico corte de pelo, cano y rizado. Nunca quiso cambiarlo; tampoco fue necesario. Más su esencia había hecho acto de presencia. Y la abracé, y la hablé. Y me abrazó, y me habló. Y la congoja desapareció.
Así de simple, así de natural.
Afrontar la extinción del proceso vital al que somos sometidos no siempre es fácil de asimilar. La autoimpuesta ceguera del alma obstaculiza el camino por el que deambulamos fieles y ateos. Desde su muerte hasta hoy, no había podido volver a hablar del tema; hablar de ella, hablar con ella, con mi conciencia, con mi esencia.
-¿Crees que has cumplido?
-Podría ser; sí.
-No lo afirmas con rotundidad.
-No. No lo hago. Hay situaciones que no he podido resolver. Intento averiguar en qué he podido errar. Le doy vueltas y vueltas a la cabeza y no hallo respuesta para tal efecto.
-¿Perdón?
-No existe efecto sin causa ni causa sin efecto.
-¿Y?
-Mi tiempo se ha consumido y sigo sin ser consciente.
-Entiendo.
-Me alegro. Porque yo no.
-¿Y ahora?
-Sigo meditando. Trabajando las emociones. Trabajando el dolor.
-¿Meditando? ¿Trabajando?
-Sí. Para llegar a comprender. Para evitar sufrir (más).
-¿Vas a hacer algo?
-No. Simplemente intento entender, sentir, empatizar.
-¿Qué es para ti?
-Error. ¿Quién es para mí?
-De acuerdo. ¿Quién es para ti?
-Mi alma gemela; mi espejo, mi divinidad, mis miserias.
-¿Él lo sabe?
-Se lo dije en una ocasión. 
-¿Y?
-Nada. Creo que ni prestó atención. Y si prestó, no hizo mención. Ni lo tuvo en consideración.
-Entonces...
-Probablemente haya pagado acciones de una vida anterior junto a él. Tomo conciencia. Medito. Acepto. Y quemo Kharma.
-¿Amor?
-Mucho. Pero él no lo sabe. No puedo decírselo. 
-No puedo... No es lo mismo que no quiero.
-Lo sé. Pero no puedo avanzar; demasiados bloqueos, demasiados temas pendientes aún.
-Pero...
-Pero... oportunidad fallida. Llegué tarde, demasiado tarde.
-Nunca es tarde si la dicha es buena.
-Lo sé. La dicha fue reencontrarme con él. Y poder quererlo.
-¡Ah! ¿Pero tú lo sabías? 
-Sí. Desde siempre. Pero tenía que llegar el momento y darse las circunstancias para el encuentro. Y... 
-Y... ¿Todavía lo quieres?
-En silencio. 
-Pero no puedes tenerle.
-Realmente nunca pude; no en esta vida, no hasta el momento. Y ahora menos. Miro a mi alrededor y debo decir adiós para continuar mi camino. Llegó la hora de la transición y preparada estoy. Es menester despedirme de ti, esperando encontrarte más allá de estos lares junto al resto de mis concomitantes acompañantes. Abro los ojos, y con llanto de recién nacido, recibo consciente el reto de mi nuevo sino.
Así de simple, así de natural, una vida más vuelve a asomar.
.

jueves, 4 de enero de 2018

Desillusion | Adaptation II

LA OPINIóN |NDISCRETA 
Melanie Belmonte

Melanie Belmonte | LA OPINIóN |NDISCRETA

Un amor imposible; dos almas gemelas se encuentran a destiempo. Marc, -hombre cuyas ideas progresistas divergen frente a estrictos principios éticos de cuestionable moralidad-, en arduo conflicto emocional consigo mismo, es incapaz de reconocer sus verdaderos sentimientos hacia Rose -espíritu evolucionado consciente de su kármica relación-. Mantener las convenciones sociales establecidas en un entorno políticamente correcto, le autoexigirán permanecer ligado a quien lleva toda una vida a su lado. Por respeto y gratitud a su pareja y por temor a un desconcertante y turbador causal futuro si propiciase el tan anhelado y a la vez opresivo cambio vital, acabará renunciando -a través de un lacerante comportamiento-, a Rose -su verdadero gran amor-, quien en una helada y blanca noche de diciembre en plenas navidades mediante una profunda y sincera conversación con su íntima amiga Priscila, evocará una honda aflicción.
¿Qué pasó? -No lo sé. De verdad. No lo sé. Creo que me utilizó. Experto embaucador. Tejió una tela de araña. En ese momento no sentí que me estuviese engañando, no. Sentí -o quise creer- que era sincero. Se comportó como todo un caballero. Atento, detallista, tierno, cariñoso, dulce. ¿Quieres más?. Podría seguir con toda una larga lista de adjetivos. Imagino que quiso mostrarme su mejor cara. Pero no la real. Algo que siempre exigió él.
¿Entonces? -Clínex.
¿Cómo? -Usar y tirar.
Explícate. -La que necesita una explicación soy yo. ¿Cómo puede alguien cambiar radicalmente su actitud contigo?
¿Qué pasó? -Hubo relaciones. A partir de ahí, indiferencia. Ofensas. Y desprecios. Perplejidad absoluta. A mis reiteradas preguntas por no entender su comportamiento sólo obtuve deleznables y viles mentiras. Y lo peor, constatables. Creo que está claro. Pero no lo supe ver en su momento.
¿Y tú? ¿Cambiaste? -No. Seguí siendo la misma. Con la diferencia de que a partir de entonces, todo lo que venía de mí empezó a resultar molesto.
¿Qué sientes por él ? -¿Sentir? Cuando me abro a alguien, lo hago de corazón. Puedo decirte que le tuve mucho cariño. Mucho. Le consideré un buen amigo. Un amigo especial. Y fue despiadado y cruel. Al menos conmigo. Porque, salvo errores que pude cometer -y rectifiqué-, no hubo ofensa, ni desprecio, ni frialdad, ni indiferencia, ni crueldad en ningún momento por mi parte. Todo lo contrario. Reconduje para salvar esa relación hasta en los peores momentos. Tirando del carro. Y sola. Él simplemente se dejó llevar.
¿Y ahora? -Uff... me lo pones difícil. Siento que todas sus palabras fueron burdas falacias. 'Donde dije digo, digo Diego'. Pudo ser amor. Pero realmente hablamos solo de cariño. Sí; cariño sería la palabra correcta. Porque lo que pudo ser en un principio se cortó de cuajo. Todo se transformó en... ¿odio?. Sí; odio. Hubo una época en la que sólo mostró una profunda animadversión hacia mi persona. Se ensañó. Y mucho.
Suena duro... -No sabes hasta qué punto. He llorado mares.


Desillusion | Adaptation II | Belmonte Arte
¿Crees que es consciente de cómo te ha tratado? -Ha habido ya dos 'perdones'. Uno hace tiempo. Otro, recientemente. Aún así, dado que la historia se repite, quiero pensar que no es plenamente consciente de su comportamiento y del daño que hace. Si nó, no lo haría. ¿No crees?
¿Qué has significado para él? -Nada. Estoy convencida. Llámalo capricho. Una vez cumplida y satisfecha esa ilusión, me hizo sentir una molestia. Un incordio. 
¿Qué ha sido lo peor? -Todo. La frialdad. La ofensa. El desprecio. La mentira. Y a todos los niveles; como persona, como mujer, como amiga, como profesional.
¿Y qué sientes al respecto? -Échale imaginación. Obtendrás la respuesta.
La ruptura, ¿es definitiva? -Nada es definitivo en esta vida salvo la muerte. Y aún así, es cuestionable. Mira, cuando desconoces los motivos reales por los que alguien dinamita la normalización de una relación; cuando se mal piensa y se utiliza en tu contra prácticamente todo lo que dices o haces; cuando se hace uso de la falacia como respuesta al desprecio, menosprecio y negación al que se te somete, ¿qué quieres que haga?
¿Crees que ha sido injusto contigo? -Totalmente. No merezco el trato que me ha dado. Y lo sabe.
¿Te habría gustado que las cosas hubieran sido diferentes? -Por supuesto. La relación podría haberse desarrollado tal y como lo hablamos en su día. Al menos por mi parte. Siempre lo tuve claro. Pero para eso, hay que ser sincero y coherente con lo que uno piensa, dice o hace. Si el empeño que puso en interpretar negativamente cada palabra y cada gesto mío lo hubiese invertido en apreciar cada detalle, cada esfuerzo, cada acto de cariño y respeto que siempre mostré por él, todo habría sido muy diferente. Y la relación, increíble. 
¿Rencor? -Ninguno. Le sigo queriendo. Y solo deseo su felicidad.
¿Qué piensas hacer? -¿Esta vez? Nada. No me corresponde. Ya lo hice en su día por recuperar la relación cuando se rompió la primera vez; y no por mí. Esto es cosa de dos. Y si uno nunca pone de su parte, será porque no le interesa.
¿Crees que habrá una oportunidad de reconciliación? -No lo sé. Ya no depende de mí.
¿Te arrepientes de haberle conocido? -No. En absoluto. Pero para salvar una relación, el cariño debe ser mutuo. Y la predisposición, también. Si uno de los dos ni quiere ni valora al otro, no hay mucho más que hablar. Libres somos de actuar como dicte el corazón, la mente y la conciencia. Mi corazón está bien. Mi mente, en calma. Mi conciencia, tranquila. Y la lección, aprendida.

martes, 26 de diciembre de 2017

Koldo Serra. Director de Cine | Lo más importante es la perseverancia y el trabajo | Parte II


B.A| Director de dos capítulos de la tercera temporada del Ministerio del Tiempo. ¿Cómo aterrizaste en la serie? ¿Y qué ha supuesto a nivel profesional y personal?
K.S| Pues a través del director de la serie Marc Vigil. Marc había intentado liarme previamente pero como yo estaba hasta arriba de curro con Gernika no pude hacer ningún capítulo de las dos primeras temporadas. En la tercera, ya libre, Javier Olivares y él, me invitaron a rodar el capítulo de Gustavo Adolfo Bécquer para después acabar repitiendo con el capítulo dedicado a Gonzalo Guerrero ambientado en Yucatán. Dos capítulos que no podían ser más diferentes entre ellos. Y ambos, una aventura tanto dentro como fuera de la pantalla.

Siempre estaré agradecido a Marc y Javier por la confianza depositada en mí y haberme liado y ofrecido estos dos capítulos. Los disfruté muchísimo y para mí ha sido un orgullo formar parte de la familia ministérica.

A nivel profesional un paso adelante. El Ministerio es una serie muy respetada dentro del mundo audiovisual y por supuesto, muy querida por el público. Todos los actores de este país quieren hacer al menos un capítulo en la serie porque es un referente a muchos niveles. Es una serie con una factura técnica inmejorable, unos guiones maravillosos y para colmo, enseña y educa divirtiendo.

Por otro lado, el poder trabajar con tanto actor al que uno admira es un lujazo. Poder currar con actores y actrices de la talla de Jaime BlanchCayetana Guillén CuervoNacho FresnedaAura Garrido o Hugo Silva, por citar a unos pocos, es algo que no siempre uno tiene la oportunidad de vivir.

A nivel personal, un subidón. Primero, porque era fan y conocía la serie más o menos de primera mano -ya que la realizaban gente a la que admiro mucho y conozco personalmente desde hace años- como Marc VigilJorge DoradoDavid Heras o Julio Torrecilla. A Javier Olivares no le conocía personalmente pero sí le admiraba. Un equipo que arrancó desde cero.

Y segundo, porque he trabajado junto a muchísimos amigos, puesto que el equipo técnico de la serie es un grupo de profesionales con el que ya había trabajado previamente. Muchos de ellos fueron parte del equipo técnico de Gernika. Para mí era como estar en casa, junto a mi familia.

La relación con los compañeros ha sido inmejorable. Como decía antes, ya había coincidido con muchos de ellos en algunos proyectos anteriores. Y con el resto ha sido facilísimo trabajar. Muchos llevaban en la serie las tres temporadas, así que a uno lo que le toca es escucharles y hacer caso de sus consejos en lo relativo a sus departamentos.

Además, El Ministerio del Tiempo no es una serie fácil. Es decir, más allá de la complejidad de rodar época, es una serie ambiciosa, desde guión hasta el apartado técnico, y siempre se quiere ir a más. Nadie se conforma con “cubrir expediente”, así que en cada capítulo todos los departamentos se han dejado la piel para que el trabajo luzca como se merece una serie así.


Exclusiva | Koldo Serra | Belmonte Arte
MDT Rodaje
Koldo Serra 

B.A| Cuéntame. ¿Qué recuerdos tienes del rodaje del MDT?
K.S| Pues como en todos los rodajes hay varios momentos de tensión y otros tantos de distensión.
Obviamente el rodaje del capítulo de Gustavo Adolfo Bécquer fue bastante complicado de llevar a cabo por culpa de la nocturnidad y el frío. 
Cuando rodamos en el Monasterio de Veruela estábamos a 2 grados por la noche aunque la sensación térmica era de 2 bajo cero. Tanto a Hugo Silva como a Tamar Novas les costaba decir sus diálogos porque les castañeteaban los dientes.

No fueron fáciles tampoco las persecuciones nocturnas ni por supuesto el aquelarre. Imagínate a todos los figurantes medio desnudos a unas temperaturas imposibles. Yo creo que en cada toma se acercaban más y más a la hoguera. Lo que suelen sufrir los figurantes no está pagado. Desde aquí mi más sincero agradecimiento.


De ese episodio, y como anécdota de la que no guardo mucho cariño, destacaría la noche que rodamos que el personaje de Myriam Gallego acababa acorralada en el acantilado. No sé que me pasó ese día pero tenía unos dolores insoportables de estómago, vomité unas cuantas veces y una vez terminado el rodaje sobre las 4:00 am me tuvieron que llevar a urgencias. Allí no supieron que decirme y a las 8:00 me escapé a casa a dormir tres, cuatro horas para enfrentarme al siguiente día de rodaje. Siendo uno de Bilbao la cosa no pasó a mayores ;)


En cambio el capítulo que transcurría en Yucatán con conquistadores españoles y la tribu maya, tuvo sus problemas pero fueron de otra índole. Obviamente fue mucho más placentero rodar en Mayo en Cádiz y Málaga. Eso sí, lo jodido fue conseguir que los figurantes pasasen por mayas y que el jardín botánico de Málaga colase como la selva de Yucatán. Lo que hicieron los equipos de arte, vestuario y maquillaje y peluquería es para quitarse el sombrero. Alucinante.


Cuando veo por un monitor como la realidad que tengo delante, gracias a unos actores, un vestuario y sobre todo una luz, se convierte en otra realidad alternativa, siempre digo que pese a llevar muchísimos años en la profesión, nunca dejo de asombrarme. Es como si fuese magia. Ahí es donde sale el niño que le fascinaba ver películas y un día decidió investigar para saber como se hacían y poder hacerlas él.


A veces hay limitaciones económicas y temporales a la hora de abordar los proyectos. Siempre digo que rodar es frustración. Y lo digo porque siempre se rueda contra el tiempo y como digo las limitaciones económicas. Muchas veces no puede uno conseguir lo que tenía en mente y tantas veces ha imaginado previamente. También es cierto que a veces uno consigue mejores cosas de las imaginadas. Pero lo normal es “sufrir” rodando. Las últimas secuencias de cada día de rodaje suelen ser muy duras porque casi siempre se hacen corriendo y a toda prisa.


B.A| Considerada una serie de culto, ¿qué opinas del "linchamiento" que recibe el 'Ministerio del Tiempo'? ¿A qué crees que es debido?
K.S| No puedes gustar a todos. Está claro que hay cosas objetivables y otras no tanto, pero siempre creo que cualquier crítica ha de ser constructiva para poder sacar algo de ella. Y siempre hay que hacer autocrítica, ya que ninguno somos infalibles ni lo hacemos todo de diez.

Dicho esto, lo alucinante es ver que algunas de las críticas más feroces vienen de personas que jamás se han enfrentado a nada similar, no saben lo que cuesta realizar “El Ministerio” o cualquiera de las series que se hacen en este país y encima muchas veces demuestran que ni siquiera saben de lo que hablan, porque no lo han visto!.

Exclusiva | Koldo Serra | Belmonte Arte
MDT Rodaje - Koldo Serra 

Por otro lado, y volviendo a lo de antes, uno puede decir que le gusta algo o no, que está de acuerdo con esto o aquello, pero hay cosas que objetivamente se están haciendo bien. 
Por supuesto, todo es mejorable, pero creo que pocos productos aguantarán el paso del tiempo como el Ministerio del ídem. 


Está claro que ha sido un paso adelante en mi trayectoria televisiva y una experiencia brutal que me encantaría repetir en una cuarta (y deseadísima) temporada. Por supuesto, me ha hecho visible a un mayor número de espectadores que quizás no conocían mi trayectoria profesional anterior, y que gracias a esta serie, me tienen ya “fichado”. 

Exclusiva | Koldo Serra | Belmonte Arte
MDT Rodaje - Koldo Serra 

Exclusiva | Koldo Serra | Belmonte Arte
MDT Rodaje - Koldo Serra 




Exclusiva | Koldo Serra | Belmonte Arte
MDT Rodaje
Hugo Silva  - Nacho Fresneda - Koldo Serra 



Exclusiva | Koldo Serra | Belmonte Arte
MDT Rodaje
Hugo Silva  - Nacho Fresneda - Koldo Serra 

B.A| ¿Cuál ha sido la experiencia más gratificante en tu trayectoria hasta el momento, y cuál ha sido la que quisieras que no hubiera ocurrido?
K.S| Supongo que cuando los proyectos arrancan de verdad es un subidón. Recuerdo perfectamente el sonido de la primera claqueta de mi primer plano en el primer largometraje. Fue muy emocionante. Encima con Gary Oldman y Paddy Considine a mis órdenes ¿Se puede pedir más?

Unos de los momentos más importantes de mi vida fue la noche del estreno de “The Backwoods” en el cine Callao, en el centro de Madrid, con muchísima gente a la que quiero en las butacas. El poder ver en una pantalla el trabajo invertido durante cuatro años de tu vida, creo que es uno de los momentos más gratificantes que recuerdo.

Obviamente todo tiene su contrapartida. Ver como se caen algunos proyectos, como no llegan a materializarse algunas películas en las que llevas trabajando varios años de tu vida, es lo más duro. Algunos muy cerca de empezar la preproducción, cosa que hace que todavía duela más. Es jodido, la verdad.

Aunque siendo honesto, quizás el momento más duro de mi carrera fue cuando llegó a mis oídos -en mitad de un rodaje muy personal y que me había costado mucho tiempo levantar- que los últimos productores en llegar, estaban cuestionando mi trabajo llegando incluso a plantear alguna alternativa para sustituirme. Y hasta aquí puedo leer. Eso sí, puedo decir que finalmente no pasó nada. Pero después de trabajar en algo muchos años de tu vida, que solamente pueda llegar a suceder algo así es muy doloroso. Lo pasé bastante mal unos días.





B.A| ¿Qué te aporta el cine? ¿Y la tv?
K.S| Son diferentes y las dos tienen sus cosas buenas y malas. En cuanto a tiempo y cuidado, generalmente tienes más margen en el cine, aunque también es cierto que se empieza a cuidar mucho la televisión. En las películas tienes mucho más tiempo de preparación y más margen a la hora de tomar algunas decisiones. Además es un medio en donde puedes tomar más riesgos a nivel estético y formal.

En cambio en la televisión, por un lado, en algunas series se arriesga menos de cara a no perder espectadores. Por otro, los tiempos de rodaje son más justos, apenas hay tiempo para trabajar en profundidad y cada día hay que rodar un número bastante alto de páginas lo que implica poco tiempo para ensayar, preparar y hacer una o dos tomas por plano. A muchos actores, y con razón, les frustra. Pero… por otro lado, la tele me ha dado la posibilidad de aprender muchísimo, a ser mucho más práctico y rápido a la hora de rodar algunas cosas y por supuesto, me ha dado la oportunidad de trabajar con muchos actores que quizás de otra manera no lo hubiera hecho. A los dos medios les tengo mucho cariño y en ambos me siento muy cómodo.

Exclusiva | Koldo Serra | Belmonte Arte
MDT Rodaje - Koldo Serra 

Exclusiva | Koldo Serra | Belmonte Arte
MDT Rodaje
Hugo Silva  - Nacho Fresneda - Koldo Serra 

B.A| ¿Qué opinión te merece la crítica?
K.S| Pues supongo que es necesaria. Yo, por supuesto, tengo algunos críticos de cabecera, de los que me fío (casi) siempre y los busco una vez vista la película de turno. Porque he de decir que la mayoría de las críticas de las cosas que veo, las leo a posteriori. No soy de los que las lee para saber si debe de ir a ver tal o cual largometraje. Si lo hiciese así seguramente me perdería muchas cosas que después me han gustado. Al cine prefiero ir lo más virgen posible para que mi opinión no esté influida por nadie. En todo caso, solo las opiniones de gente cercana de la que me fíe. También he de decir que hay veces que la crítica patria es más benévola con los títulos extranjeros que con muchas de las producciones nacionales.

Por otro lado, siempre gustas más a unos que a otros. He tenido críticas buenísimas y otras donde me han dado bastante cera. Pero es parte de mi trabajo. Al final lo que haces, lo haces para que sea degustado y disfrutado (o no) por otros. Esto es un poco como lo que comentaba sobre lo de caer bien a todo el mundo. Es imposible. Pues con la creación es igual. Siempre habrá gente a la que le encante lo que haces y otra a la que no. Al principio, con mi primer largometraje, reconozco que me llevaba bastante mal rato con las críticas negativas, más por lo que comentaba de querer gustar que no porque estuviese convencido de que había rodado una obra maestra.

Ahora lo llevo de otra manera. Trato de que no me afecten ya sea para bien o para mal. Ni me tomo a pecho las malas críticas, ni me dejo llevar por la emoción con las que son estupendas. Creo que lo más sabio es saber coger de ellas lo que interesa, ya que incluso muchas veces llego a coincidir en muchas de las cosas que dicen, pese a que no me guste leerlas.

Además, siempre diferencio la crítica constructiva de la que sólo está para destruir. Si es de las primeras, trataré de aprender de lo que dice. Si es de las segundas, no le dedico ni un minuto de mi energía.
Por otro lado, pienso en que muchos de mis gustos o directamente mi criterio no siempre coincide con el de muchos críticos, así que ¿por qué tendría que gustarles lo que hago?.

B.A| ¿Qué consejo darías a los directores noveles que están leyendo esta entrevista. ¿Qué crees que es fundamental?
K.S| Como decía al principio, aunque suene a profe del cole, para mí lo más importante es la perseverancia y el trabajo. El truco es ver mucho cine y rodar todo lo que se pueda. Además, aunque suene a tópico, hoy en día es mucho más sencillo el poder rodar con calidad a un precio más asequible. Con una buena cámara de fotos, unas buenas ópticas y un buen ordenador para editar, cualquiera puede conseguir un acabado digno para poder mover su trabajo. Por supuesto, lo primero y más importante es tener una buena idea. Sin eso, no hay nada que enseñar. Pero siempre digo lo mismo, el truco es fácil: currar, currar y después currar más.

B.A| Koldo, ¿Alguna pregunta que te hubiera gustado que te hiciera y no te he hecho? :-)))
K.S| Creo que es la entrevista más exhaustiva que me han hecho nunca. No hay pregunta que no me hayas hecho ;) ¡Muchas gracias, Melanie!! ¡Ha sido un placer!

Muchísimas gracias a tí, Koldo. Por tu amabilidad y enorme generosidad.


Fotos cortesía | Koldo Serra
Entrevista Firmada | Melanie Belmonte


'El Ministerio del Tiempo' ha sido elegida 'Mejor Serie Española de la Historia', según la prensa especializada. Desde 'Belmonte Arte' aprovecho la ocasión para dar la enhorabuena por este magnífico reconocimiento a Pablo Olivares -con total seguridad muy feliz-, Javier Olivares  -a quien ya felicité en su momento- y a todo el equipo que ha hecho posible semejante joya atemporal.

Melanie Belmonte

jueves, 21 de diciembre de 2017

Felices Fiestas 2017-2018 | Belmonte Arte


Oda a la Vida
Pablo Neruda

La noche entera
con un hacha
me ha golpeado el dolor,
pero el sueño
pasó lavando como un agua oscura
piedras ensangrentadas.
Hoy de nuevo estoy vivo.
De nuevo
te levanto,
vida,
sobre mis hombros.

Oh vida, copa clara,
de pronto
te llenas
de agua sucia,
de vino muerto,
de agonía, de pérdidas,
de sobrecogedoras telarañas,
y muchos creen
que ese color de infierno
guardarás para siempre.

No es cierto.

Pasa una noche lenta,
pasa un solo minuto
y todo cambia.
Se llena
de transparencia
la copa de la vida.
El trabajo espacioso
nos espera.
De un solo golpe nacen las palomas.
Se establece la luz sobre la tierra.


.

Vida, 
los pobres poetas
te creyeron amarga,
no salieron contigo
de la cama
con el viento del mundo.

Recibieron los golpes
sin buscarte,
se barrenaron
un agujero negro
y fueron sumergiéndose
en el luto
de un pozo solitario.

No es verdad, vida,
eres bella
como la que yo amo
y entre los senos tienes
olor a menta.

Vida,
eres una máquina plena,
felicidad, sonido
de tormenta, ternura
de aceite delicado.

Vida,
eres como una viña:
atesoras la luz y la repartes 
transformada en racimo.

El que de ti reniega
que espere
un minuto, una noche,
un año corto o largo,
que salga
de su soledad mentirosa,
que indague y luche, junte
sus manos a otras manos,
que no adopte ni halague
a la desdicha,
que la rechace dándole
forma de muro,
como a la piedra los picapedreros,
que corte la desdicha
y se haga con ella
pantalones.
La vida nos espera
a todos
los que amamos
el salvaje
olor a mar y menta
que tiene entre los senos.



Felices Fiestas 2017 | Próspero Año Nuevo 2018

Belmonte Arte

BELMONTE ARTE © | Recopilatorio Anual Entrevistas 2017

EXCLUSIVA BELMONTE ARTE © | Javier Olivares 'Visionario del Tiempo'

Entrada destacada

ANTONIO MONTIEL |EXCLUSIVA. Retratos del alma

Leonardo Da Vinci aseguraba que  "el ser humano es más valioso e importante de lo que se cree, porque es el único que puede descu...

TWITTER | BELMONTE ARTE ©

LA OPINIóN |NDISCRETA

LA OPINIóN |NDISCRETA
|M. Belmonte

POEMAS | REFLEXIONES

POEMAS | REFLEXIONES
|M. Belmonte