UA-79666023-1 Belmonte Arte: Pablo Olivares


Belmonte Arte | Difunde, promueve y apoya la obra de personalidades consagradas, conocidas o futuras promesas relacionadas con el mundo artístico-cultural tanto a nivel nacional como internacional |

Melanie Belmonte| Directora Fundadora de Belmonte Arte | Productora Asociada Cine | Jurado Oficial de la Asociación Premios de Cine y Televisión Blogos de Oro | Jurado Oficial del Festival de Cine Iberoamericano de Cortometrajes Shorts In-Fest | Jurado Oficial del Festival de Cine de Autor Films Infest |

Colaboradores | B. A. ©

Carmen Blanco Sanjurjo Directora Actriz Guionista | Sebastian Bispo Pintor | Samuel Camacho Gestión Estrategias Pymes | Iván Robledo Escritor.

SEGUIR PUBLICACIONES | BELMONTE ARTE ©

Mostrando entradas con la etiqueta Pablo Olivares. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Pablo Olivares. Mostrar todas las entradas

martes, 26 de diciembre de 2017

Koldo Serra. Director de Cine | Lo más importante es la perseverancia y el trabajo | Parte II


B.A| Director de dos capítulos de la tercera temporada del Ministerio del Tiempo. ¿Cómo aterrizaste en la serie? ¿Y qué ha supuesto a nivel profesional y personal?
K.S| Pues a través del director de la serie Marc Vigil. Marc había intentado liarme previamente pero como yo estaba hasta arriba de curro con Gernika no pude hacer ningún capítulo de las dos primeras temporadas. En la tercera, ya libre, Javier Olivares y él, me invitaron a rodar el capítulo de Gustavo Adolfo Bécquer para después acabar repitiendo con el capítulo dedicado a Gonzalo Guerrero ambientado en Yucatán. Dos capítulos que no podían ser más diferentes entre ellos. Y ambos, una aventura tanto dentro como fuera de la pantalla.

Siempre estaré agradecido a Marc y Javier por la confianza depositada en mí y haberme liado y ofrecido estos dos capítulos. Los disfruté muchísimo y para mí ha sido un orgullo formar parte de la familia ministérica.

A nivel profesional un paso adelante. El Ministerio es una serie muy respetada dentro del mundo audiovisual y por supuesto, muy querida por el público. Todos los actores de este país quieren hacer al menos un capítulo en la serie porque es un referente a muchos niveles. Es una serie con una factura técnica inmejorable, unos guiones maravillosos y para colmo, enseña y educa divirtiendo.

Por otro lado, el poder trabajar con tanto actor al que uno admira es un lujazo. Poder currar con actores y actrices de la talla de Jaime BlanchCayetana Guillén CuervoNacho FresnedaAura Garrido o Hugo Silva, por citar a unos pocos, es algo que no siempre uno tiene la oportunidad de vivir.

A nivel personal, un subidón. Primero, porque era fan y conocía la serie más o menos de primera mano -ya que la realizaban gente a la que admiro mucho y conozco personalmente desde hace años- como Marc VigilJorge DoradoDavid Heras o Julio Torrecilla. A Javier Olivares no le conocía personalmente pero sí le admiraba. Un equipo que arrancó desde cero.

Y segundo, porque he trabajado junto a muchísimos amigos, puesto que el equipo técnico de la serie es un grupo de profesionales con el que ya había trabajado previamente. Muchos de ellos fueron parte del equipo técnico de Gernika. Para mí era como estar en casa, junto a mi familia.

La relación con los compañeros ha sido inmejorable. Como decía antes, ya había coincidido con muchos de ellos en algunos proyectos anteriores. Y con el resto ha sido facilísimo trabajar. Muchos llevaban en la serie las tres temporadas, así que a uno lo que le toca es escucharles y hacer caso de sus consejos en lo relativo a sus departamentos.

Además, El Ministerio del Tiempo no es una serie fácil. Es decir, más allá de la complejidad de rodar época, es una serie ambiciosa, desde guión hasta el apartado técnico, y siempre se quiere ir a más. Nadie se conforma con “cubrir expediente”, así que en cada capítulo todos los departamentos se han dejado la piel para que el trabajo luzca como se merece una serie así.


Exclusiva | Koldo Serra | Belmonte Arte
MDT Rodaje
Koldo Serra 

B.A| Cuéntame. ¿Qué recuerdos tienes del rodaje del MDT?
K.S| Pues como en todos los rodajes hay varios momentos de tensión y otros tantos de distensión.
Obviamente el rodaje del capítulo de Gustavo Adolfo Bécquer fue bastante complicado de llevar a cabo por culpa de la nocturnidad y el frío. 
Cuando rodamos en el Monasterio de Veruela estábamos a 2 grados por la noche aunque la sensación térmica era de 2 bajo cero. Tanto a Hugo Silva como a Tamar Novas les costaba decir sus diálogos porque les castañeteaban los dientes.

No fueron fáciles tampoco las persecuciones nocturnas ni por supuesto el aquelarre. Imagínate a todos los figurantes medio desnudos a unas temperaturas imposibles. Yo creo que en cada toma se acercaban más y más a la hoguera. Lo que suelen sufrir los figurantes no está pagado. Desde aquí mi más sincero agradecimiento.


De ese episodio, y como anécdota de la que no guardo mucho cariño, destacaría la noche que rodamos que el personaje de Myriam Gallego acababa acorralada en el acantilado. No sé que me pasó ese día pero tenía unos dolores insoportables de estómago, vomité unas cuantas veces y una vez terminado el rodaje sobre las 4:00 am me tuvieron que llevar a urgencias. Allí no supieron que decirme y a las 8:00 me escapé a casa a dormir tres, cuatro horas para enfrentarme al siguiente día de rodaje. Siendo uno de Bilbao la cosa no pasó a mayores ;)


En cambio el capítulo que transcurría en Yucatán con conquistadores españoles y la tribu maya, tuvo sus problemas pero fueron de otra índole. Obviamente fue mucho más placentero rodar en Mayo en Cádiz y Málaga. Eso sí, lo jodido fue conseguir que los figurantes pasasen por mayas y que el jardín botánico de Málaga colase como la selva de Yucatán. Lo que hicieron los equipos de arte, vestuario y maquillaje y peluquería es para quitarse el sombrero. Alucinante.


Cuando veo por un monitor como la realidad que tengo delante, gracias a unos actores, un vestuario y sobre todo una luz, se convierte en otra realidad alternativa, siempre digo que pese a llevar muchísimos años en la profesión, nunca dejo de asombrarme. Es como si fuese magia. Ahí es donde sale el niño que le fascinaba ver películas y un día decidió investigar para saber como se hacían y poder hacerlas él.


A veces hay limitaciones económicas y temporales a la hora de abordar los proyectos. Siempre digo que rodar es frustración. Y lo digo porque siempre se rueda contra el tiempo y como digo las limitaciones económicas. Muchas veces no puede uno conseguir lo que tenía en mente y tantas veces ha imaginado previamente. También es cierto que a veces uno consigue mejores cosas de las imaginadas. Pero lo normal es “sufrir” rodando. Las últimas secuencias de cada día de rodaje suelen ser muy duras porque casi siempre se hacen corriendo y a toda prisa.


B.A| Considerada una serie de culto, ¿qué opinas del "linchamiento" que recibe el 'Ministerio del Tiempo'? ¿A qué crees que es debido?
K.S| No puedes gustar a todos. Está claro que hay cosas objetivables y otras no tanto, pero siempre creo que cualquier crítica ha de ser constructiva para poder sacar algo de ella. Y siempre hay que hacer autocrítica, ya que ninguno somos infalibles ni lo hacemos todo de diez.

Dicho esto, lo alucinante es ver que algunas de las críticas más feroces vienen de personas que jamás se han enfrentado a nada similar, no saben lo que cuesta realizar “El Ministerio” o cualquiera de las series que se hacen en este país y encima muchas veces demuestran que ni siquiera saben de lo que hablan, porque no lo han visto!.

Exclusiva | Koldo Serra | Belmonte Arte
MDT Rodaje - Koldo Serra 

Por otro lado, y volviendo a lo de antes, uno puede decir que le gusta algo o no, que está de acuerdo con esto o aquello, pero hay cosas que objetivamente se están haciendo bien. 
Por supuesto, todo es mejorable, pero creo que pocos productos aguantarán el paso del tiempo como el Ministerio del ídem. 


Está claro que ha sido un paso adelante en mi trayectoria televisiva y una experiencia brutal que me encantaría repetir en una cuarta (y deseadísima) temporada. Por supuesto, me ha hecho visible a un mayor número de espectadores que quizás no conocían mi trayectoria profesional anterior, y que gracias a esta serie, me tienen ya “fichado”. 

Exclusiva | Koldo Serra | Belmonte Arte
MDT Rodaje - Koldo Serra 

Exclusiva | Koldo Serra | Belmonte Arte
MDT Rodaje - Koldo Serra 




Exclusiva | Koldo Serra | Belmonte Arte
MDT Rodaje
Hugo Silva  - Nacho Fresneda - Koldo Serra 



Exclusiva | Koldo Serra | Belmonte Arte
MDT Rodaje
Hugo Silva  - Nacho Fresneda - Koldo Serra 

B.A| ¿Cuál ha sido la experiencia más gratificante en tu trayectoria hasta el momento, y cuál ha sido la que quisieras que no hubiera ocurrido?
K.S| Supongo que cuando los proyectos arrancan de verdad es un subidón. Recuerdo perfectamente el sonido de la primera claqueta de mi primer plano en el primer largometraje. Fue muy emocionante. Encima con Gary Oldman y Paddy Considine a mis órdenes ¿Se puede pedir más?

Unos de los momentos más importantes de mi vida fue la noche del estreno de “The Backwoods” en el cine Callao, en el centro de Madrid, con muchísima gente a la que quiero en las butacas. El poder ver en una pantalla el trabajo invertido durante cuatro años de tu vida, creo que es uno de los momentos más gratificantes que recuerdo.

Obviamente todo tiene su contrapartida. Ver como se caen algunos proyectos, como no llegan a materializarse algunas películas en las que llevas trabajando varios años de tu vida, es lo más duro. Algunos muy cerca de empezar la preproducción, cosa que hace que todavía duela más. Es jodido, la verdad.

Aunque siendo honesto, quizás el momento más duro de mi carrera fue cuando llegó a mis oídos -en mitad de un rodaje muy personal y que me había costado mucho tiempo levantar- que los últimos productores en llegar, estaban cuestionando mi trabajo llegando incluso a plantear alguna alternativa para sustituirme. Y hasta aquí puedo leer. Eso sí, puedo decir que finalmente no pasó nada. Pero después de trabajar en algo muchos años de tu vida, que solamente pueda llegar a suceder algo así es muy doloroso. Lo pasé bastante mal unos días.





B.A| ¿Qué te aporta el cine? ¿Y la tv?
K.S| Son diferentes y las dos tienen sus cosas buenas y malas. En cuanto a tiempo y cuidado, generalmente tienes más margen en el cine, aunque también es cierto que se empieza a cuidar mucho la televisión. En las películas tienes mucho más tiempo de preparación y más margen a la hora de tomar algunas decisiones. Además es un medio en donde puedes tomar más riesgos a nivel estético y formal.

En cambio en la televisión, por un lado, en algunas series se arriesga menos de cara a no perder espectadores. Por otro, los tiempos de rodaje son más justos, apenas hay tiempo para trabajar en profundidad y cada día hay que rodar un número bastante alto de páginas lo que implica poco tiempo para ensayar, preparar y hacer una o dos tomas por plano. A muchos actores, y con razón, les frustra. Pero… por otro lado, la tele me ha dado la posibilidad de aprender muchísimo, a ser mucho más práctico y rápido a la hora de rodar algunas cosas y por supuesto, me ha dado la oportunidad de trabajar con muchos actores que quizás de otra manera no lo hubiera hecho. A los dos medios les tengo mucho cariño y en ambos me siento muy cómodo.

Exclusiva | Koldo Serra | Belmonte Arte
MDT Rodaje - Koldo Serra 

Exclusiva | Koldo Serra | Belmonte Arte
MDT Rodaje
Hugo Silva  - Nacho Fresneda - Koldo Serra 

B.A| ¿Qué opinión te merece la crítica?
K.S| Pues supongo que es necesaria. Yo, por supuesto, tengo algunos críticos de cabecera, de los que me fío (casi) siempre y los busco una vez vista la película de turno. Porque he de decir que la mayoría de las críticas de las cosas que veo, las leo a posteriori. No soy de los que las lee para saber si debe de ir a ver tal o cual largometraje. Si lo hiciese así seguramente me perdería muchas cosas que después me han gustado. Al cine prefiero ir lo más virgen posible para que mi opinión no esté influida por nadie. En todo caso, solo las opiniones de gente cercana de la que me fíe. También he de decir que hay veces que la crítica patria es más benévola con los títulos extranjeros que con muchas de las producciones nacionales.

Por otro lado, siempre gustas más a unos que a otros. He tenido críticas buenísimas y otras donde me han dado bastante cera. Pero es parte de mi trabajo. Al final lo que haces, lo haces para que sea degustado y disfrutado (o no) por otros. Esto es un poco como lo que comentaba sobre lo de caer bien a todo el mundo. Es imposible. Pues con la creación es igual. Siempre habrá gente a la que le encante lo que haces y otra a la que no. Al principio, con mi primer largometraje, reconozco que me llevaba bastante mal rato con las críticas negativas, más por lo que comentaba de querer gustar que no porque estuviese convencido de que había rodado una obra maestra.

Ahora lo llevo de otra manera. Trato de que no me afecten ya sea para bien o para mal. Ni me tomo a pecho las malas críticas, ni me dejo llevar por la emoción con las que son estupendas. Creo que lo más sabio es saber coger de ellas lo que interesa, ya que incluso muchas veces llego a coincidir en muchas de las cosas que dicen, pese a que no me guste leerlas.

Además, siempre diferencio la crítica constructiva de la que sólo está para destruir. Si es de las primeras, trataré de aprender de lo que dice. Si es de las segundas, no le dedico ni un minuto de mi energía.
Por otro lado, pienso en que muchos de mis gustos o directamente mi criterio no siempre coincide con el de muchos críticos, así que ¿por qué tendría que gustarles lo que hago?.

B.A| ¿Qué consejo darías a los directores noveles que están leyendo esta entrevista. ¿Qué crees que es fundamental?
K.S| Como decía al principio, aunque suene a profe del cole, para mí lo más importante es la perseverancia y el trabajo. El truco es ver mucho cine y rodar todo lo que se pueda. Además, aunque suene a tópico, hoy en día es mucho más sencillo el poder rodar con calidad a un precio más asequible. Con una buena cámara de fotos, unas buenas ópticas y un buen ordenador para editar, cualquiera puede conseguir un acabado digno para poder mover su trabajo. Por supuesto, lo primero y más importante es tener una buena idea. Sin eso, no hay nada que enseñar. Pero siempre digo lo mismo, el truco es fácil: currar, currar y después currar más.

B.A| Koldo, ¿Alguna pregunta que te hubiera gustado que te hiciera y no te he hecho? :-)))
K.S| Creo que es la entrevista más exhaustiva que me han hecho nunca. No hay pregunta que no me hayas hecho ;) ¡Muchas gracias, Melanie!! ¡Ha sido un placer!

Muchísimas gracias a tí, Koldo. Por tu amabilidad y enorme generosidad.


Fotos cortesía | Koldo Serra
Entrevista Firmada | Melanie Belmonte


'El Ministerio del Tiempo' ha sido elegida 'Mejor Serie Española de la Historia', según la prensa especializada. Desde 'Belmonte Arte' aprovecho la ocasión para dar la enhorabuena por este magnífico reconocimiento a Pablo Olivares -con total seguridad muy feliz-, Javier Olivares  -a quien ya felicité en su momento- y a todo el equipo que ha hecho posible semejante joya atemporal.

Melanie Belmonte

lunes, 18 de diciembre de 2017

Koldo Serra. Director de Cine | Lo más importante es la perseverancia y el trabajo.

La vida de uno es el resultado de sus aciertos y sus fallos. A priori no me gustaría cambiar nada de mi pasado puesto que todo lo que he hecho es lo que me ha formado como la persona que soy. Por supuesto, seguro que hay momentos en los que no me he portado como debía o he discutido más de la cuenta y que querría no haberlos vivido. Pero no sé si cambiaría nada. Me gusta la gente que es noble, que va con la verdad por delante y que sabes que puedes contar con ella cuando la necesitas. Me echa para atrás la gente con dobleces, esa a la que la ves venir desde kilómetros y ya empiezo a no gastar mi tiempo con personas así. Por tanto, siempre intento rodearme de los primeros, de los que te dirán las cosas, te gusten o no, cuando saben que están ayudando con ello. Mi pareja por ejemplo, es así. A veces no me gusta escuchar lo que me dice, pero sé que lo hace por mí y es para bien. Si sólo nos diesen palmaditas en el hombro, no mejoraríamos en nada”. 
Koldo Serra – Director de Cine


Exclusiva | Koldo Serra | Belmonte Arte
Koldo Serra

B.A| Koldo, eres buen amigo de tus amigos, perseverante, muy trabajador, pésimo actor y bailarín... :)))  Y confiesas haberte vuelto optimista con los años...
K.S| Para que no parezca que no me mojo, te diré que (creo que) soy muy perseverante en todo lo que hago, ya sea en el ámbito de mi vida personal como en el trabajo. Mi máxima es: “Si vas a hacer algo, hazlo bien… Y si no, no lo hagas”. Suena a frase de libro de autoayuda o de Yoda, pero es mi modo de entender la vida :D. Soy bastante cabezota y no me gusta tirar la toalla.

Antes enseguida estaba diciendo que las cosas no iban a salir, que no se podía, que mejor no intentarlo… Con el tiempo y la experiencia acumulada en todas las facetas de la vida, quizás me he vuelto más realista pero mucho más optimista respecto a casi todo. Creo que si te lo propones, puedes. Es cierto que a veces no me enfrento a algunas cosas o situaciones con el arrojo que merecen. En muchas ocasiones me la cuelan, y me cuesta un poco reaccionar. Por otro lado, a veces no me valoro lo suficiente y no me vendo nada bien y es algo que debería corregir. Así que ahora siempre pienso “para adelante” con todo, luego ya veremos donde llegamos”. 

También soy de los que cree que mola planear todo para luego poder improvisar y ser “espontáneo”… aunque supongo que es una contradicción, ¿no?. Pero por ejemplo, aplicado a mi trabajo, soy de los que suele llevar todo preparadísimo para poder después improvisar en el set, pero ya sobre una base trabajada antes. Me curro todo el guión técnico al detalle, cuando puedo dibujo storyboard para pasar al equipo, otras veces hago plantas de rodaje… pero luego en el set, me permito mandarlo todo a paseo y cambiar de opinión según lo que vea en los ensayos. 

Exclusiva | Koldo Serra | Belmonte Arte
MDT Rodaje 
Javier Olivares - Koldo Serra - Marc Vigil

Exclusiva | Koldo Serra | Belmonte Arte
Rodaje Gernika
Koldo Serra

B.A| Cabezota, pelín discutidor, a veces algo impaciente...
K.S| Reconozco que soy pelín discutidor por naturaleza, pero cada vez tiendo menos a ello, aunque mi pareja y mi madre seguro que te dirían lo contrario, ja, ja. Con los años creo que me he vuelto menos discutidor, mucho más conciliador, cosa que no significa que cuando estoy peleando por lo mío, lo defienda con uñas y dientes. 

En un rodaje es raro verme discutir, pero como digo, si pasa algo que crea injusto o no tenga que ver con lo pactado, me podrías ver enfadado. Pero lo normal y mi regla número uno de cara a un rodaje es tratar que haya el mejor ambiente posible. Eso sí, en mi día a día, hace mucho que paso de discutir por chorradas, creo que no mola perder parte de tu tiempo y energía en tratar de convencer a alguien de lo que sea... Y menos en temas que no van a ningún lado. Creo que con una buena actitud y siendo positivo se pueden conseguir muchas más cosas, siempre.

B.A| Tu felicidad radica en ...
K.S| Disfrutar la vida todo lo que pueda. Esto es un regalo y tiene fecha de caducidad. Así que hay que aprovecharlo. Pasar por este planeta haciéndole el menor daño posible y tratar de ser mejor persona cada día. Me encanta reír con gente rápida - mentalmente hablando -, los juegos de palabras, el humor británico, el humor negro y casi todo lo que hace Rick Gervais. Viajar con mi pareja, una buena cena con amigos y disfrutar de mi familia todo lo que pueda. Leer, escuchar música, ver películas en casa, un cine, un concierto de The Cure. Y por supuesto, rodar todo lo que me dejen. En un set de rodaje me siento vivo. Es lo que me hace feliz.

Mi sueño personal siempre fue hacer una película. Una vez conseguido, mi sueño es poder seguir haciéndolo muchos años más con la misma energía e ilusión que cuando no lo había conseguido. Creo que en la vida hay que aspirar a coleccionar muchos de estos momentos  ya que también toca convivir con los menos felices. Por eso hay que valorar más esos instantes, escuchando una canción que te llena, esa novela que te tiene absorto o esa película que te mantiene alejado del teléfono móvil. Al menos por dos horas.

Y cada vez me importa menos lo que los demás piensen de mí, la verdad… Supongo que a todos nos gusta agradar, pero tengo claro que es imposible caer bien a todo el mundo, de la misma manera que no siempre te cae todo el mundo estupendamente.
Bastante complicada es la vida como para andar pendiente de lo que los demás piensen de uno. Vive y deja vivir.

B.A| ¿Qué te impacta u ofende?
K.S| Desde siempre me ha impactado muchísimo la violencia real. En una pantalla ficcionada, no me afecta por bruta que sea, pero reconozco que cuando veo una pelea, agresión o similar me bloqueo, ya sea en la vida real o en las imágenes del telediario. Hay algo ahí que no acabo de entender. Lo de hacer daño a otro ser vivo (humano o animal) no me entra en la cabeza. Por otro lado, me ofende que gente que se supone nos representa, robe y se rían en la cara de todos. Me ofende muchísimo que la ley no sea la misma para todos los ciudadanos y se aplique de una manera o de otra según de donde seas o según de donde vengas… 

B.A| Te sientes orgulloso de tí mismo cuando...
K.S| Supongo que cuando doy todo lo que puedo y no tengo la sensación de haber hecho las cosas a medias. Si me involucro en algo, un corto, una serie, una publi… entiendo que tiene que ser al 100%. Si no, como decía antes, mejor con cogerlo. Cuando lo doy todo, independientemente del resultado, me siento bien sabiendo que al menos en lo que a mí respecta, me he exprimido. Y creo que lo he conseguido cuando veo que el equipo que me acompaña actúa de la misma manera. 

Luego las circunstancias son las que son y a veces las cosas no salen como uno quiere, pero por mi disposición y entrega, que no sea. Y aún así, aunque quizás no sea algo muy profundo me arrepiento muy a menudo de cosas que no hice en su momento, como sacarme el carnet de conducir. Cada vez que viajo, que estoy en otros lugares y me tengo que mover en taxi o transporte público, me quiero morir. Parece una tontería pero no ser independiente en esos momentos me frustra muchísimo y me siento bastante inútil. Siempre digo que me lo tengo que sacar pero pasan los años y cada vez me da más pereza. 

Y por supuesto, -imagino que como todo el mundo-, también me he arrepentido de no haber dicho alguna cosa en algún momento concreto, pero entiendo que como no tiene solución, no merece la pena pensar en “qué hubiera pasado de haberlo hecho…”

B.A| Háblame de tu trayectoria profesional.
K.S| La verdad es que podría decir que en cierta manera he sido autodidacta. Me he formado “haciendo”. Estoy licenciado en Bellas Artes por la Universidad del País Vasco, y es cierto que en la carrera estudié audiovisuales en donde aprendí muchísimo… de teoría. Yo siempre digo que uno puede saber mucho de cómo se hacen las cosas desde el mundo teórico, pero si no te enfrentas a la practica jamás sabrás si sabes hacerlo o no. 

Una vez terminada la carrera, el hacer mis primeros cortos (empecé en vídeo y terminé rodándolos en 35mm), trabajar de ayudante de dirección para otros directores (como Nacho Vigalondo, J. A. Bayona o Marc Vigil) y rodar todo lo que caía a mi alcance, es lo que me ha ido dando el bagaje necesario para convertirme en un profesional del medio audiovisual. Creo que no hay otra manera.


Exclusiva | Koldo Serra | Belmonte Arte

Me inicié haciendo vídeos de skate. Como no era muy bueno sobre el monopatín me dedicaba a grabar a mis compañeros que eran mucho mejores. Después comencé a editar los vídeos en casa, ponerles música y demás. El paso a la ficción fue algo lógico. Además yo venía del mundo del cómic, así que ya tenía dentro el gusanillo de contar historias. De la misma manera empecé haciendo mis cortos de una manera autodidacta en donde lo hacía todo; guión cámara, montaje y demás… Todo menos ponerme delante de una cámara. Eso lo dejaba para amigos que hacían las veces de actores. Al principio hacía cortometrajes gore y de temática terrorífica.

Cuando más aprende uno como director es el día que se da cuenta de que lo más importante es rodearse de gente que sabe muchísimo más que uno… No hay nada mejor que saber las limitaciones de cada uno y que por supuesto, esto es un trabajo de equipo. Las películas, los cortos, los spots los hacemos mucha gente y muchos talentos trabajando mano a mano. Es un trabajo colectivo. 
Al final uno se convierte en director cuando se enfrenta a un rodaje, lucha contra el tiempo, contra las adversidades técnicas o económicas y después observa el resultado, ya sea mejor o peor. Ahí es donde de verdad sientes que lo has conseguido.

Exclusiva | Koldo Serra | Belmonte Arte
Rodaje Gernika
Koldo Serra


Exclusiva | Koldo Serra | Belmonte Arte
Rodaje Gernika
Koldo Serra

Como director siento que para bien o para mal, suelo tener bastante claro lo que quiero. Al principio, cuando uno es joven y está empezando, cree saber de todo y más que el resto. Pero enseguida se da cuenta que para ser mejor director hay que saber rodearse de un gran equipo. Esta profesión se basa en un trabajo colectivo de muchísima gente. Sin ellos sería imposible hacer lo que hacemos. 

Además, casi siempre, estas personas saben muchísimo más que uno, de manera que el mejor consejo es escucharles y sumar al proyecto sus aportaciones. Soy de los que pese a llevar todo muy trabajado de casa, como decía antes, les gusta escuchar al resto, tanto en el apartado técnico como en el artístico. Me gusta mucho el diálogo con los actores, escuchar sus propuestas y como en el apartado técnico, sumar todo lo posible y enriquecer el proyecto. 

Mi principal aspiración es hacer bien mi trabajo, lo que implica que lo que cuente como director esté bien contado, que guste a la gente y que me sienta orgulloso del trabajo con el equipo tanto técnico como artístico. Con eso me doy por satisfecho.
Si luego lo que hago resulta que funciona con un mayor número de espectadores pues genial, pero nunca me han obsesionado las audiencias o las entradas vendidas.
Al final nuestro trabajo es contar historias y que éstas estén bien contadas. No hacemos más. 

B.A| ¿Qué trabajos has realizado hasta el momento?
K.S| Pues llevo unos cuantos años en esto, así que, cojo aire.. Me ha dado tiempo a hacer unas cuantas cosas. Cortometrajes he hecho varios, destacando “Amor de madre” (1998), codirigido con Gorka Vázquez y “El tren de la bruja” (2003). Ambos tuvieron mucha repercusión y fueron premiados en muchos festivales.

Largometrajes he rodado dos (por el momento) de los que me siento muy orgulloso: “The Blackwoods (Bosque de Sombras)” en 2006, y “Gernika” en 2016. Curiosamente, ambos están rodados en inglés y parte de castellano en Euskadi, con casting internacional.

En televisión he realizado episodios para unas cuantas series, entre las que destacaría “El comisario”, “La fuga”, “Karabudjan”, “El Ministerio del tiempo” o “Muchachada Nui”

Y como no, he hecho también mucha publicidad y mucho vídeo clip para grupos y cantantes como “Doctor Deseo”, “Zodiacs”, “El sueño de Morfeo”, “Estopa” o “Antonio Orozco” entre otros.

Ahora estoy preparando el que espero sea mi tercer largometraje como director… Vamos, que no he parado :).

Exclusiva | Koldo Serra | Belmonte Arte

El Bosque de sombras” es uno de los trabajos que más me representa, tanto a nivel de dirección, como de tono y forma. 

Es una película que escribí junto a Jon Sagalá y que invertimos muchos años para levantar. Además se acerca mucho al tipo de películas que me gustan como espectador.


Dentro del apartado televisivo, donde más a gusto me he encontrado es haciendo “Karabudjan” para Antena 3 y “El Ministerio del tiempo” para TVE. Son dos series que yo vería a gusto si no hubiese participado en ellas. En la primera fui parte del equipo creativo desde el comienzo, y en la segunda ya entré a dirigir como fan de la misma.

La que espero sea mi siguiente película, pese a no estar escrita por mí, entra de nuevo en ese tipo de proyectos que me gustaría ver como espectador. Podría decir que es muy mía.

Cuando empecé en esto y quería ser director, jamás pensé que iba a terminar rodando una opera prima con un casting donde destacarían Gary OldmanVirginie Ledoyen o Aitana Sánchez Gijón. Ni que mi segunda película fuese algo tan importante a tantos niveles como Gernika.



Exclusiva | Koldo Serra | Belmonte Arte
The Blackwoods
Koldo Serra

Por supuesto tampoco imaginaba que iba a dirigir episodios para series para las principales cadenas televisivas, como "El Ministerio del Tiempo", "Karabudjan" o "La Fuga".

Hombre, por poner un “pero”, me hubiese gustado que no hubiesen pasado diez años entre mi primer y segundo largometraje. Ha sido duro ver como durante esa década se han ido cayendo algunos proyectos en donde he puesto mucho trabajo y mucha vida. Espero romper esa “media”.

Ahora mismo estoy a punto de empezar la preproducción de mi siguiente largometraje que, si va todo bien, se rodará a principios de 2018. Toda mi energía está puesta en este proyecto. Estamos cerrando casting, yo ando ya con el guion técnico y en nada comenzaremos la búsqueda de localizaciones.

Por supuesto, también ando pensando ya en las cosas que podrían venir después, puesto que siempre es interesante tener más de una bala en la recámara, y más sabiendo lo que cuesta levantar un proyecto de largometraje en este país, donde se activan y se desactivan con muchísima facilidad.

Pero desde hace unos cuantos años puedo decir que no me falta trabajo (la cosa a veces va por rachas) entre tele, publi y en menor medida, cine. 

Valoro mi trayectoria como la de alguien que lleva más de 20 años viviendo de su trabajo y que a día de hoy puede más o menos elegir las cosas que quiere hacer. Creo que es para estar muy feliz.

Estamos atravesando un momento como pocos que recuerde. Veo la situación del cine español muchísimo mejor que hace unos pocos años. Este pasado Noviembre hemos tenido siete películas españolas entre las diez películas más taquilleras durante un par de semanas. Eso antes hubiese sido increíble… Pero lo mejor es que dentro de esas siete hay todo tipo de oferta a nivel de género: cine de terror, suspense, películas de aventuras y épica histórica, comedias varias, dramas e incluso musicales. Vamos, que el que defienda el tópico de que el cine español solo abarca “comedias o películas de la Guerra Civil” está muy equivocado.


Exclusiva | Koldo Serra | Belmonte Arte
Rodaje The Blackwoods
Koldo Serra


Exclusiva | Koldo Serra | Belmonte Arte
Rodaje The Blackwoods
Koldo Serra

Exclusiva | Koldo Serra | Belmonte Arte
Rodaje Gernika
Koldo Serra



Exclusiva | Koldo Serra | Belmonte Arte Rodaje Gernika
Koldo Serra

Fotos cortesía | Koldo Serra
Entrevista Firmada | Melanie Belmonte


'El Ministerio del Tiempo' ha sido elegida 'Mejor Serie Española de la Historia', según la prensa especializada. Desde 'Belmonte Arte' aprovecho la ocasión para dar la enhorabuena por este magnífico reconocimiento a Pablo Olivares -con total seguridad muy feliz-, Javier Olivares  -a quien ya felicité en su momento- y a todo el equipo que ha hecho posible semejante joya atemporal.
Melanie Belmonte

lunes, 6 de marzo de 2017

JAVIER OLIVARES |EXCLUSIVA. El tiempo es el que es.



Hay personas que no necesitan artificios ni palabras grandilocuentes para ser presentadas. Javier Olivares, uno de los grandes de este país cuya sobriedad, sencillez y discreción contrastan con su excelencia profesional y laureada trayectoria, es un claro ejemplo. Artífice de ser el cocreador junto a su hermano Pablo, del Ministerio que mejor funciona en este país, ha hecho historia en vida dentro y fuera de nuestras fronteras. Es un fiel reflejo del honor y el orgullo de una época que por su complejidad y dureza bien podría denominarse, "Tiempo de valientes".


Javier Olivares | Entrevista Belmonte Arte
Javier Olivares
Guionista. Historiador. Dramaturgo y Profesor de Español.

¿A dónde vas, de dónde vienes? Vengo de mi familia y mi barrio. No sé dónde voy. O si ya he llegado. Lo que sí tengo claro es que la vida es una película en la que al final vas y te mueres. Ése es el spoiler por excelencia.
¿Crees en el destino? Creo más en el azar.
¿Qué tres palabras describen mejor tu personalidad? Trabajo, trabajo y trabajo. Y no siempre me gusta, que conste.
¿Qué tres palabras usarían los otros para describirte? Ni idea.
¿Eres básicamente optimista o pesimista? Realista, que está más cerca del pesimismo que del optimismo. Soy un pesimista que lucha con todas sus fuerzas para que la realidad mejore y poder dejar de serlo. Sé que no lo voy a conseguir, que no voy a cambiar el mundo. Pero sí tener limpio el patio de mi casa. Aunque, ahora mismo tengo una habitación en mi estudio que está patrocinada por Diógenes.
¿Eres espontáneo, o siempre necesitas planear? Siempre planeo, pero es necesario saber improvisar.
¿Tiendes a discutir con las personas, o a evitar conflictos? Discuto cada vez menos. No merece la pena. La única manera de responder no es discutiendo. Es con tu obra. Con la página escrita o con lo que se ve en pantalla.
¿Te importa lo que los demás piensen de ti? Me importa llegar a la gente con lo que escribo. Lo que piensen de mí, es cosa de ellos. Pero todos queremos que nos quieran.
¿Qué te hace reír? Pocas cosas. Y suelen ser inesperadas.
¿Qué, si lo hay, te impacta u ofende? La injusticia, la hipocresía y la absoluta falta de meritocracia que nos rodea.
¿Cuál es tu mayor fortaleza como persona? Saber que, al final, siempre estás solo.
¿Cuál es tu mayor debilidad? Abarcar más de lo que puedo apretar.
Si pudieras cambiar algo de ti mismo, ¿qué seria? Tener tiempo para los míos. Incluso tiempo para mí. Y saber disfrutarlo. Creo que eso, desgraciadamente, cuando te acostumbras al estrés, tiene difícil remedio.
¿Qué te hace sentir orgulloso de ti mismo? Hacer series como quería hacerlas. Y comunicar emociones.
ENTREVISTA EXCLUSIVA de JAVIER OLIVARES - Belmonte Arte.


ENTREVISTA EXCLUSIVA de JAVIER OLIVARES - Belmonte Arte.

¿Cuál es la virtud que más valoras? La nobleza y el esfuerzo. Me emociona la gente trabajadora. El esfuerzo, el amor por el trabajo bien hecho, es el origen del más absoluto de los talentos.
¿Qué te apasiona? Leer, ver y escribir.
Un tema de conversación... La vida. Por eso me gusta tanto hablar de fútbol y de series.
Un refrán... Buen servicio, mal galardón.
Una frase... La vida es una sucesión de pérdidas y tristezas y de vez en cuando, alguna alegría. Pero no se lo contéis nunca a los niños (Marcel Pagnol). No es literal, que conste. La estoy diciendo de memoria.
Un lugar... El mar en invierno. Mis ciudades como ciudadano que soy de ellas: Madrid, Cuenca y Barcelona. Llegar en coche a Andalucía y ver el mar de olivos. Y Londres que fue mi primer viaje a los 17 años.
¿Qué personajes han influido en ti? Siempre me marcó mucho Serrat. Y Luis Aragonés. Y un jugador del Atleti llamado Gárate. En cuanto a showrunners, Tom Fontana, Paul Abbott y, ahora Noah Hawley.


¿De qué forma equivocada te juzga la gente que todavía no te conoce? Cada uno puede juzgarme como quiera. Y no seré yo quien diga que se equivoca. A veces, uno hace cosas y no es consciente de sus efectos. El que las ve o las sufre, sí.
¿Qué canción serviría para resumir tu personalidad? ¿Por qué? Sinceramente tuyo, de Serrat. Porque uno no puede olvidar quien es nunca. Pero, sobre todo, porque no te puedes cambiar ni disfrazar para ser aceptado. Es la peor de las mentiras, la que más duele. Porque no sólo engañas a los demás sino a ti mismo.
¿Qué te quita el sueño? Recuerdos de la gente que quiero y ya no está. Acabar cada día de rodaje a tiempo. El esfuerzo sobrehumano de mi equipo de El Ministerio del Tiempo.
¿Te entiendes con el estrés? No me queda más remedio. Hasta ahora, era cómo mejor funcionaba. Pero los años pasan y ya no es lo mismo.
Describe la rutina de un día normal para ti. ¿Cómo te sientes cuando esa rutina se ve interrumpida? Mal. Sobre todo, cuando me llaman por teléfono para contarme un problema, no para darme una solución.
¿Cuál es la meta que más deseas cumplir en tu vida? Irme a la cama cada noche sin haber fallado a nadie y sabiendo que sigo siendo yo, no lo que otros quieren que sea.


ENTREVISTA EXCLUSIVA de JAVIER OLIVARES - Belmonte Arte.
Javier & Pablo Olivares

¿Dónde te ves en 5 años? Si no paro, en un hospital. Hacer series en España es complicado y esta serie más. Está fuera de los parámetros normales… Y hay cosas que hacen tu trabajo más difícil. Por ejemplo, las dudas de si te van a renovar o no, te impiden planificar. Y cuando te renuevan, los plazos para hacer la serie son muy cortos. Tenemos que inventar 13 capítulos que son como 13 películas en apenas tres meses. Luego, los escribimos y ves que mucho de lo que creas no puedes hacerlo, porque hay que rodar cada capítulo (de 70 minutos) en 10 días y medio y manejas 2 o 3 épocas por capítulo, 200 figurantes... Para que te hagas una idea, una película normal dura media hora más y tienen seis semanas de rodaje y el doble o triple de presupuesto. Esto implica apretar al máximo a la gente que trabaja contigo. Hasta límites difíciles de aguantar. Podríamos hacer una serie más sencilla o peor… Pero queremos hacer la mejor serie posible. Todos. 


ENTREVISTA EXCLUSIVA de JAVIER OLIVARES - Belmonte Arte.
Javier Olivares
Premio Ondas

Y seguimos adelante, con un público maravilloso, ganando premios y reconocimentos (45 premios en 2 años) nacionales e internacionales, entre ellos 2 Ondas seguidos como mejor ficción nacional (somos la única serie que lo ha logrado en su historia). Conseguimos que Netflix entre para difundir la serie a nivel mundial (no haría eso si la emisión en esa plataforma de nuestra primera temporada no hubiera ido bien, te lo aseguro). Y ONZA y Cliffhanger nos dejamos el alma por defender nuestra serie contra Sony y NBC (que no son poca cosa), sin ningún apoyo, gastándonos el dinero que no tienes, porque no conseguimos beneficios por mantener la calidad del producto... Y cuando Ciudadanos nos apoya en el Congreso, hay gente que hace chufla de ello, cuando me parece un hecho histórico que un partido político se preocupe por la industria cultural de nuestro país. Lo hace Obama con Sony en su conflicto con Corea y es un héroe, eso sí. Luchamos porque los capítulos duren 60 minutos sin éxito, porque se planteen renovaciones de dos temporadas y no de una, lo que nos haría optimizar esfuerzos y no pagar el alquiler de un plató vacío. Todo en vano. 


ENTREVISTA EXCLUSIVA de JAVIER OLIVARES - Belmonte Arte.
Marc Vigil & Javier Olivares

Y el trabajo no se acaba escribiendo o rodando: ante la incertidumbre de si renuevas o no, hay que seguir luchando para que la serie siga en boca de todos. Y te dejas la vida en las redes sociales. Y viajando… Hasta que, de repente, te renuevan y vuelta a inventar otra vez 13 películas en 2 o 3 meses. O menos, porque un actor se va –con todo el derecho del mundo- porque se harta de esperar y tiene otra oferta mejor… Y, hala, a cambiar lo escrito porque ya no vale… Y, por fechas, tienes que empezar a rodar en invierno, que se hace de noche a las cinco y media… Llevo un año luchando porque la serie se produjera y tres produciéndola y viviendo para ella, a lo que hay que sumar que en este tiempo perdí a Pablo… Y al final, no puedes más. Por el esfuerzo, porque no te da tiempo a reciclarte, a pensar… Pero, sobre todo, por la tristeza. Una tristeza profunda. La de saber que, sencillamente, renovar implica llevar a tu equipo a la extenuación cuando no tendría que ser necesario. Eso sí, cuando vas viendo los capítulos recién rodados se te olvida todo. Piensas en lo que va a disfrutar el público y, por muy cansado que estés, eres feliz. Llevo vistos ya cuatro capítulos de la próxima temporada y son magníficos. Estoy orgulloso del equipo que hace El Ministerio del Tiempo.


ENTREVISTA EXCLUSIVA de JAVIER OLIVARES - Belmonte Arte.
En equipo

¿Qué crees que hace a una vida exitosa? Ni lo sé, ni me importa. Pero el éxito no es que te reconozcan por la calle… Para mí, poder hacer series o novelas ya es un éxito.
¿Cómo nace en tí el gusto por las letras? Desde que mi madre me contaba cuentos.
¿Cómo fueron tus inicios como escritor? Haciendo redacciones en el colegio.
¿Qué lecturas te causan más placer? Aquellas que me descubren un mundo nuevo o me cuentan lo que soy y dónde estoy. O, a veces, las dos cosas.
¿Qué estás leyendo estos días? Estoy releyendo La espuma de los días, de Boris Vian. Y quiero tener tiempo para leer Patria, de Fernando Aramburu.
¿Cuál es el escritor que más admiras o te gusta leer? Max Aub, Vian, Shakespeare, Chejov, Salinger, Jardiel Poncela, Julian Barnes, Borges, Philip K. Dick, Jardiel Poncela, Baroja, Galdós… Son muchos, no solo uno.
¿Te sientes influenciado por alguno? Por todos los buenos libros que leo. Los citados antes pueden valer, si quieres nombres.
¿Qué autor/es recomendarías? Cualquiera. Cada uno tiene que buscar el espejo donde atreverse a mirarse a los ojos. Eso es la literatura o las series (las buenas son la mejor literatura moderna que pueda existir): nuestro espejo. Tienen que entretener. Pero no basta con eso. Tienen que ser nuestro espejo y el del mundo que vivimos, aunque cuenten una historia del siglo XV o del XXIII.
¿Con qué novela te sientes más identificado? ¿Por qué? El guardián entre el centeno. Porque me recuerda a alguien descubriendo la vida y dándose cuenta de que no es un campo de flores. Y que siempre somos niños que deseamos cosas que, cuando las tenemos delante, nunca son como soñábamos.
¿En qué sitio te sientes cómodo para escribir? En mi casa (en el barrio donde crecí) y en mi estudio, al lado del Matadero. Pero estoy acostumbrado a escribir en hoteles y en el tren.


¿En qué te inspiras a la hora de escribir? En lo que he vivido, he leído y en lo que otros me cuentan.
Para ti, ¿qué es lo más gratificante de ser escritor? ¿Y lo más frustrante? Comunicar emociones, poder trabajar solo… Frustrante, nada. Otra cosa es la venta del producto cuando está escrito. Suele ser una pesadilla, aunque yo he tenido mucha suerte. Estadísticamente, demasiada suerte.
¿Debe el escritor construir una Literatura capaz de llegar a todo el mundo o limitarse a escribir para aquellos que considera capaces de entenderla? Yo escribo para mí mismo. Creo que soy como todo el mundo y que no soy más listo que nadie. Tiendo a pensar que lo que me gusta a mí, le gustará a otros. Yo no veo al público como el entomólogo a sus mariposas, clavadas en la corchera.
¿Cuál es tu principal aspiración como escritor? Seguir escribiendo.
Hablemos ahora de tu forma de trabajar. ¿Cómo creas la historia?, ¿tomas notas?, ¿diseñas esquemas?, ¿realizas un borrador previo?, ¿cómo das vida a sus personajes…? Siempre planifico y estructuro. Me preocupan más los personajes que las peripecias. Doy vida a mis personajes intentando descubrir su lado más brillante y también el más vulgar, el más oscuro. Todos tenemos esas dos caras. Ellos, también.
¿Eres metódico o más bien caótico a la hora de escribir? Metódico organizándome y planificando, escaletando. Caótico escribiendo. No tengo horarios. Una vez estructurado y ordenado todo, es hora de dejarse arrastrar por la emoción. Y la emoción no puede cuadricularse.



ENTREVISTA EXCLUSIVA de JAVIER OLIVARES - Belmonte Arte.
Javier Olivares & Alonso de Entrerríos
El Ministerio del Tiempo



ENTREVISTA EXCLUSIVA de JAVIER OLIVARES - Belmonte Arte.
Felipe II & Javier Olivares
El Ministerio del Tiempo
¿Cuál es tu mejor escrito? ¿Por qué? Está en series, Infidels, Isabel y El Ministerio del Tiempo (capítulos como el de Lorca, el de El Cid, el de Napoleón y, sobre todo, el de Felipe II). En novela, Felipe: heredarás el mundo. Pero estoy especialmente contento de Memoria, una serie de relatos cortos que me encargó Juan Cruz para El País. ¿Por qué? Porque he podido contar cómo veo el mundo y porque allí viven muchos de mis recuerdos. Tristes y alegres, pero son mis recuerdos. Y eso es un capital que se guarda en tu alma, no en un banco.
Dime de qué personaje creado por ti has sentido o sientes auténtica predilección. Les tengo cariño a todos.
¿Cuál es el papel del escritor en la realidad social española? Aguantar y luchar por tener su propia voz, fuera de las corrientes imperantes o de lo que le ordene nadie.
¿Qué te pareció la literatura publicada el año pasado? No he leído la suficiente como para opinar.
¿Cómo ves el futuro de la literatura en español? Mientras cuente lo que somos y cómo y dónde estamos, bien. Mientras se pierda en el estilo (“fíjate qué bien escribo”) y no en lo que se cuenta, mal. A mí –lo poco que sé- me han enseñado a escribir autores como Galdós y Baroja… O el “Así que pasen 5 años” de Lorca. Y en los libros de texto se les criticaba “porque no tenían estilo” y del otro ni hablaban. A Galdós y Baroja se les menospreció como a Chejov. Se decía que en sus obras no pasaba nada… Y era capaz de contarte que en un cenicero puede caber una catástrofe, como decía María Elena Walsh. Los anglosajones, como hacía Chejov, cuentan cosas desde los personajes. En España siempre ha habido una tendencia a que lo que importaba era la maestría de quien las contaba o la peripecia. Nosotros venimos de Lope. Ellos, de Shakespeare. Ésa es una gran diferencia. Y Lope tenía obras maravillosas, pero con Shakespeare sólo se puede comparar (y ganar) El Quijote de Cervantes. Nosotros tenemos a Cela y ellos a Scott Fitzgerald. Y cuando tenemos un genio como Lorca, lo matamos. O le despreciamos, como a Jardiel Poncela. Y la mejor literatura del siglo XX en castellano se ha hecho fuera de nuestro país (Cortázar, Borges, Sábato, García Márquez, Vargas Llosa…) Tiene mucho mérito escribir en castellano siendo español. España trata mal a sus héroes y a sus creadores y así no hay manera de tener referencias, excelencia… Goya lo expresó mejor que nadie en sus pinturas negras.
¿En qué puede contribuir la escritura o la literatura a cambiar la sociedad de hoy en día? En mucho. Si la gente leyera, claro.
¿Qué eslogan propondrías para una campaña nacional de lectura? En los momentos actuales, mi eslogan sería tan salvaje que prefiero no decirlo. Pero quien no lee, no imagina. Y quien no imagina, es imbécil.


ENTREVISTA EXCLUSIVA de JAVIER OLIVARES - Belmonte Arte.
Javier Olivares

¿Qué es un best-seller hoy en día? Soy respetuoso con ellos. Stephen King es el amo en este sentido y escribe de puta madre. Las primeras páginas de Corazones en la Atlántida son sobrecogedoras. Pero más que el libro o quien lo escribe, me preocupa el exceso de marketing. Y que sólo se cree o se fomente crear para vender. Y pensando que el público es tonto.
¿Qué papel juega la crítica en España? La crítica siempre es necesaria. Tan necesario como que nadie que empieza a escribir en una web se crea un crítico. Porque para serlo hay que estar formado e informado. Pero la crítica profesional es tan importante como la obra criticada. Sin la crítica, la cultura occidental no existiría tal y como la entendemos.
¿Cómo te ha tratado la crítica? No me quejo. Ni de lo bueno ni de lo malo. Y en mi caso, sólo puedo agradecer todo lo que han hecho por mis series, que es mucho. Hay que asumir las críticas, sean buenas o malas. Nunca puedes criticar la opinión de los demás hacia tu obra. Cuando te expones públicamente, es lo que hay. En este sentido, he cometido varios errores de los que me arrepiento profundamente.
¿Cuál es tu siguiente proyecto? Parar. Pensar. Y ver a qué me dedico escribiendo. Creo que es hora de reinventarse. Necesito escribir novelas, series… Pero con más tiempo. Volver a hacer lo que Pablo y yo hicimos con el Ministerio, que lo hicimos porque nos apetecía hacer una serie que nos gustara como público y que disfrutáramos escribiéndola… aunque no se llegara a vender nunca.
¿Qué otras actividades realizas y disfrutas? ¿Cuál es tu idea de buen entretenimiento (considera música, películas, arte, el “Atlético de Madrid” :))) Leer, ver series, pasear por la ciudad… Me encanta ver partidos de fútbol (los del Atleti menos, porque lo paso fatal)… Y viajar.
¿Ha pensado en escribir en algún momento de tu vida tu biografía? ¿Cuál sería un buen título? Mi biografía, no. Mis experiencias en el mundo de la ficción, tal vez. Su título sería Ahora que estás tan triste, te voy a contar un chiste. De hecho, lo fue: una editorial me compró los derechos de ese posible libro y lo titulé así. No se llegó a concretar ni yo lo empecé a escribir. Tenía, eso sí, organizado el índice. El título de cada tema, de cada capítulo, era un chiste. Porque muchas cosas son tan tristes, que mejor tomárselas a risa.

ENTREVISTA EXCLUSIVA de JAVIER OLIVARES - Belmonte Arte.
Marc Vigil & Javier Olivares

Uno tiene satisfacciones cuando realiza una actividad que le agrada ¿En tu faceta de escritor, profesor, guionista... qué es lo más satisfactorio? ¿En qué faceta te encuentras más cómodo? Fui muy feliz dando clase de arte y estética en el IED de Madrid, donde tuve el honor de haber sido en su día el responsable del Área Cultural. O cuando coordinaba temas de cultura en los ayuntamientos de Madrid o Fuenlabrada… Trabajar con niños y jóvenes, abrirles puertas a la vida a través del arte o el teatro, era maravilloso. Pero llegas a una edad en la que pierdes el nexo con las generaciones más jóvenes. Y, si no lo dejas, te conviertes en un viejo quejica e insoportable. Me he hecho productor porque era la única manera de defender mis guiones, la idea que Pablo y yo teníamos de la serie, cosa que sería imposible sin Marc Vigil, Jorge Dorado, Abigail Schaaff, Anaïs Schaaff, el equipo de producción, de guión, de vestuario, de arte… Ahí si vas de individualista estás muerto. Y no dudo de que es apasionante, pero con más medios y, sobre todo, tiempo. Tal vez, por eso ahora, soy más feliz cuando estoy solo, escribiendo. Novela o guión.
¿Cómo te definirías como escritor/guionista? Como alguien que hace lo que puede lo mejor que sabe. Y que defiende su oficio y a sus compañeros.
¿Tienes alguna manía inconfesable de escritor? Confiésala. ;) Escribo con música y en pijama. Nada especialmente morboso, te lo aseguro. Voy hecho un espantajo.
¿Por qué los lectores deben escoger una obra tuya para leerla? Por nada. Es cosa suya. Sería muy pedante creer que deben leerme a mí. Con que lean algo de quien sea, yo tan contento.
¿A qué atribuyes tú éxito? Mi único éxito es no olvidar de dónde vengo, lo que me ha costado sobrevivir (en todos los sentidos) y quién ha estado a mi lado y yo al suyo. Del otro éxito, como de la adulación, desconfío por sistema (gracias a los que mis padres me insistieron de niño en ese tema). Y si mis series han funcionado o, sencillamente, existido es gracias a otros… Yo he tenido la suerte de que en TV3 y en TVE me han dejado trabajar, han confiado en mí. Mis series son tan suyas como mías, aunque nunca me hayan dictado qué escribir. Porque sin ellos: Mónica Terribas y el departamento de ficción de TV3 y Fernando López-Puig y el departamento de ficción de TVE, jamás hubieran existido mis series. Ellos han entendido algo esencial. Que el cliente de un guionista es la cadena: pero sobre todo el público. Y que colapsar la comunicación directa entre el creador y quien ve el producto es, por esencia, antinatural. Muchos admiran la HBO. O quieren ser como ella. Pero el precepto de HBO es precisamente ése: creer en el autor y darle libertad. No considerarle un eterno melón a prueba. A veces pienso que aquí, a más de un ejecutivo le encantaría clonar a Cervantes o a Vian para corregirle el final de sus novelas. ¿Qué es eso de que Alonso Quijano muere, por Dios? Eso no es un final feliz. ¿Cómo es posible que Chloe ( la de La Espuma de los Días) muere porque le crece un nenúfar en el corazón? Eso no lo va a entender nuestro público. Mejor una gripe. Cuando la muerte y el nenúfar son metáforas que nos pellizcan porque expresan lo sublime. 

ENTREVISTA EXCLUSIVA de JAVIER OLIVARES - Belmonte Arte.
Javier Olivares

Objetivamente hablando, ¿cuál ha sido tu mayor logro hasta el momento? Lograr vender y poner en pie El Ministerio del Tiempo. Piensa que somos una productora de formatos pequeñita, formada por una directora (Abigail Schaaff), un abogado experto en temas audiovisuales (Javier Carrillo) y dos guionistas (Anaïs Schaaff y yo). Y hemos levantado una serie que compite con las de productoras muy grandes, con más musculo, con más estructura. Y ahí estamos dando la cara.

¿Cuál es la decisión, proyecto o cosa de la que te sientes más orgulloso? Hacer El Ministerio del Tiempo y dejar Isabel tras crearla y escribir con Pablo la primera temporada. Fue difícil tomar esa decisión y una pérdida económica impresionante, pero había que hacerlo. Cuando está en juego tu dignidad, da igual lo que te cueste defenderla.
¿Cuál es tu mayor arrepentimiento? A veces, no haber sabido callar. Otras, no decir lo que debía y quedarme callado. Es difícil acertar y suelo ser bastante torpe. Mi madre le pide a la Virgen de las Angustias que nunca meta la pata. Curioso porque mi madre es hija de comunistas y no cree en Dios, pero sí en algún santo y en la Virgen de las Angustias. Es maravillosa.
Una cantidad de premios considerables engloban tu trayectoria profesional, ¿con cuál te sentiste más orgulloso al recibirlo?. ¿Por qué?. El Ondas de Isabel. Fue el primero y pensé en mi hermano, que ya estaba enfermo. Y en Julia, mi compañera, que tanto me ha sostenido cuando faltaban las fuerzas. Pablo y Julia son las dos personas más importantes de mi vida. No pude evitar llorar. Lo habíamos conseguido, luchando por una serie en la que alguno de los que la hacían a mi lado no creían. Luego han llegado otros dos Ondas en apenas tres años. Pero el primero es el que más te llega. Y en los otros dos, aunque ya era una serie no producida por nosotros, había una gran diferencia: ya no estaba Pablo para darle la noticia.
¿Cuál ha sido la experiencia más gratificante y placentera que has tenido en tu trayectoria hasta el momento, y cuál ha sido la más desagradable, la que quisieras que no hubiera ocurrido?. La más gratificante, cuando cientos de personas en Twitter supieron que la secuencia en la que Lorca abrazaba a Julián era yo despidiéndome de mi hermano. Que sin que tú lo digas, la gente lo sienta, demuestra que la televisión puede ser maravillosa. ¿La peor? Cuando alguien te da órdenes para escribir tu historia como si fuera de él. Recientemente he tenido una experiencia especialmente desagradable por inesperada. Pero tal vez es culpa mía. Cuando más te ilusiona trabajar con alguien, es cuando no lo consigues.
Si pudieras cambiar una cosa de tu pasado, ¿Cuál seria, y por qué? El tiempo es el que es. Y el pasado, también. Nada que cambiar. Me gustaría que hubiera habido a tiempo vacuna contra el ELA, eso sí.






ENTREVISTA EXCLUSIVA de JAVIER OLIVARES - Belmonte Arte.
Javier Olivares




¿Cómo te sientes arrastrando masas con “El Ministerio del Tiempo”? ¿Qué ha supuesto en tu vida esta serie? No arrastro masas. El público es el que decide qué ver y a quién seguir. Y te acaba arrastrando a ti a seguir trabajando. Digamos que nos hemos encontrado los dos: el público y yo. Desde hace mucho tiempo, además. Desde Los Serrano y Los hombres de Paco. Tengo anécdotas maravillosas. Como un revisor del AVE que me veía escribir y me dijo: “Un honor, señor Olivares” y me llevó a otro vagón para que escribiera más tranquilo. Era fan del Ministerio. O una seguidora (Sandra) que estuvo chateando conmigo hasta que ya no tuvo fuerzas (tenía una enfermedad contra la que luchaba y, como mi hermano, para mí fue y es un ejemplo de vida). O un padre que me dijo que compartía, por fin, algo con su hijo viendo la serie… O un crítico francés amigo de Moffat que me dijo que daba fe de que éste conocía el Ministerio (no sé si me mintió para halagarme, pero efectivamente me halagó: Moffat era el guionista preferido de Pablo)… O la felicitación de Joseph Pérez (un maestro historiador) por difundir la Historia… O, con Infidels, cuando dos chicas me pararon en Barcelona (en un sitio tan especial como la plaza del Diamante) para decirme que estaba contando sus propias vidas… También con Infidels, recibí una carta de una madre dándome las gracias porque por la serie había entendido y aceptado que su hija fuera homosexual… Y habían recuperado la relación. O una carta del requeteheredero de un personaje de Isabel (Gonzalo Chacón) que me dio las gracias por cómo había tratado al personaje de su requeteantepasado… Pero esa gente no es “masa”, son personas, individualidades inteligentes que se han emocionado con mis series como yo escribiéndolas para ellos, aunque no conozca las caras de todos, porque son millones. Cuando das cariño, te dan cariño. En lo personal, El Ministerio del Tiempo es, por supuesto, un orgullo y un honor. 

ENTREVISTA EXCLUSIVA de JAVIER OLIVARES - Belmonte Arte.
Dibujo de una joven fan.

¿Crees que el futuro está en las redes sociales? No creo que el futuro esté sólo ahí. No soy tan maximalista pensando eso ni lo contrario. Pero sí que forman parte del futuro. Pero no olvidemos que, mientras los seres humanos lo seamos, nuestro futuro será alimentarnos, tocarnos, vernos, leer, pensar, hablar… Y todo eso no te lo dan las redes sociales. Éstas permiten 2 cosas. Una buena: comunicarse y expresarse más allá de los medios y el poder establecidos. Evitar seguir las pautas y los caminos por los que dichos medios y dicho poder quieren que vayamos. Lo del 11 M fue un ejemplo claro. Una mala: permite que hasta el más estúpido se crea un entendido, un filósofo… cuando sólo es un estúpido con pseudónimo. Y generan ruido (las redes sociales). Y un exceso de información errónea muchas veces, que casi peor que la desinformación. El exceso de ruido es el principal problema que tenemos. Tanto ruido no nos deja escuchar. Al final somos quienes somos por nuestras interrelaciones físicas e intelectuales. Pero, sobre todo, por nuestra soledad y por los momentos que queramos compartirla. Por el silencio, que nos permite pensar y mirar a los ojos a la vida, de verdad. A nuestra vida. Y nuestra vida no es estar tuiteando ni consumiendo. Sin reflexión no somos nada. Y sin silencio, no hay reflexión. Pero que quede claro: las cosas no son buenas o malas en sí. Depende del uso que hagas de ellas. Ni la televisión es siempre la caja tonta ni las redes sociales son necesariamente un pozo de ignorancia ni de maldad.
¿Qué balance harías después de tantos años de carrera? Que he hecho lo que he podido siendo leal a unos principios y a unas ideas. Que la guerra no se puede ganar, pero he ganado muchas batallas. Y que me he comunicado con millones de personas, (en tantas series, los últimos 20 años) cuando todo empieza siempre por la soledad tuya delante de un ordenador contando historias. Eso no tiene precio.
¿Cómo te gustaría ser recordado? Como alguien que cuando se equivocó, supo pedir perdón. Creo que más de uno no me recordará así. Y con razón. Lo siento profundamente.
¿Qué te queda por aprender? Cada día empiezo de cero. Lo único que va evolucionando es el oficio y la técnica, pero eso se aprende porque te lo enseñan. La vida es algo que sólo puedes aprender tú. Con tus experiencias y sin maestros. Es un libro en blanco, una sorpresa continua en la que siempre deseo encontrar a alguien que me siga enseñando a ser menos gilipollas.
¿Qué es lo que más admiras de un sistema de gobierno, de una cultura y de una persona? Que sepa escuchar. Que valore los méritos y no las cartas de recomendación. Y que respete al diferente.
¿Qué reivindicarías al sistema? Inteligencia y sensibilidad. Pero es una utopía. Como la justicia. Desde hace siglos que el sistema (los gobernantes) no piensan en sus gobernados, sino en el poder y cómo mantenerlo.
Si tuvieras el poder de erradicar algo de este planeta, ¿qué sería? Los fundamentalismos (y no me refiero sólo al islámico). Y la mortandad infantil.

ENTREVISTA EXCLUSIVA de JAVIER OLIVARES - Belmonte Arte.
Javier Olivares

Pensemos en los autores noveles que están leyendo esta entrevista. Ofréceles un consejo. ¿Qué crees que es fundamental? Entender que se es escritor no porque quieras serlo, sino porque necesitas serlo. Yo escribo porque no me vale con una sola vida. Necesito vivir otras vidas. Por eso me las invento.
¿Alguna pregunta que te hubiera gustado que te hiciera y no te he hecho? ;) ¿Cuándo tomamos un café?
Un sueño, un deseo…. Resistir hasta acabar la tercera temporada y que sea la mejor de todas. Por mi gente, por mi equipo, por los ministéricos… Y por mí, por supuesto. El egoísmo bien entendido es el mejor de los altruismos. Quiero acabar la temporada en todo lo alto y que no decaiga en ningún capítulo (como ha pasado en las dos primeras temporadas alguna vez). Porque, como en las buenas novelas, hay tres cosas innegociables en cualquier relato: un buen título, una primera página excelente y una última página aún mejor.
Algo que añadir… Gracias.
GRACIAS a ti, amigo mío, por todo.

ENTREVISTA EXCLUSIVA de JAVIER OLIVARES - Belmonte Arte.
Melanie Belmonte & Javier Olivares

Fotos cortesía |Javier Olivares
Entrevista Firmada |Melanie Belmonte

BELMONTE ARTE © | Recopilatorio Anual Entrevistas 2017

EXCLUSIVA BELMONTE ARTE © | Javier Olivares 'Visionario del Tiempo'

Entrada destacada

ANTONIO MONTIEL |EXCLUSIVA. Retratos del alma

Leonardo Da Vinci aseguraba que  "el ser humano es más valioso e importante de lo que se cree, porque es el único que puede descu...

TWITTER | BELMONTE ARTE ©

LA OPINIóN |NDISCRETA

LA OPINIóN |NDISCRETA
|M. Belmonte

POEMAS | REFLEXIONES

POEMAS | REFLEXIONES
|M. Belmonte